Seguidores

jueves, 9 de febrero de 2012

Este jueves " El arte de observar "

                                            " Foto cedida por Elsilencio en Devianart."
   
                                             Titulo de la obra : Cola para ver el final de.....
                                                                 

Casi todos los días tenemos muchas cosas que contar, salimos a la calle deseando encontrarnos con alguien a quien soltarle todo lo que almacenamos en nuestra "memoria reciente"; En muchas ocasiones, hasta nos da  igual si nuestro interlocutor nos escucha, o no, lo importante es que se nos oiga, hacer ruido nos aleja del miedo al aislamiento, nos hace sentir acompañados, e importantes.
Vivimos en la sociedad del ruido, el ruido domina todo, es casi imposible encontrar algún espacio reservado al silencio.
La realidad del silencio, es que nos lleva a lugares donde el pensamiento, nos suena de manera aterradora, el silencio, es el huésped incómodo de nuestras cabezas.
Muchas personas tienen miedo al silencio, saben de la capacidad que tiene de hacernos indagar en los pliegues más ocultos de nuestra existencia.
Pero sin el silencio, no llegariamos a conocernos nunca, hay silencios que nos devuelven ausencias, hay otros, como los del artista cuando está creando, ya sea hilando palabras, o pintando luces, y sombras, o realizando formas esculturales, para representar realidades y sueños, de sí mism@, o de otr@s , que suenan deliciosos y acompañan al autor.
Algunos silencios  nos llenan tanto, como los compases que los acompañan, al crear una preciosa melodia, que si careciera de silencios, no seria más que un molesto, y atronador ruido. 
Buscando ese silencio, encontre esta habitación, me puse en la cola, y por fin, estoy subiendo los escalones que me separan de la ventana abierta en la parez.
La nostalgia invade mi alma,y las preguntas me atrapan a traición, frente a mi, haciendo cola me llevan al compromiso de querer saber, de preguntarme....Para aprender a reconocerme.
La inmensidad del silencio de la tierra a este lado, me ayuda a reconciliarme conmigo misma, a traves de la verdad , como unico camino para escuchar esas preguntas, que mi alma esta deseando responderme.
Humildemente bajo las escaleras, mis ojos reflejan alegria, al fin encontré el rincón de mi conciencia, la que me marca los caminos a seguir.


Encontrareis más juever@s observando en la casa de " Matices."

Los jueves de ....Lucia.

    

25 comentarios:

MARU dijo...

Lucía, He vuelto después de un periodo de descanso del blog y me encuentro a nuevos amigos. Es un placer...

Creo que el silencio, como la soledad, ni no es elegido, puede ser demoledor...

Buen planteamiento, só señora.
Un besito

José Vte. dijo...

El silencio cuando no es impuesto, cuando es deseado, es una bendición, ayuda a pensar y a equilibrarse, a encontrarse a uno mismo y a crecer interiormente.
Un buen texto. Seguiré por aquí.

Un abrazo

El Alma de Venus dijo...

Maru, gracias por llegar hasta aqui, me siento contenta al saber que después de tu descanso, elegiste leerme,sin conocerme, espero que el futuro, deje entre nosotras un pozo de amistad, y buenos recuerdos...Besos de bienvenida...Lucia.

El Alma de Venus dijo...

Hola Jose, me alegra contar con tus palabras, que llenan mi espacio de melodia amiga, yo escojo el silencio como una opción libre, pero tambien me gusta rodearme de voces amigas que me aporten luz, y alegria...En la mesa hay café, o té caliente siempre esperando a l@s amig@s cuando vuelven....Besos...Esperando tu vuelta amig@.

Medea dijo...

Amiga Lucia, el silencio, sobre todo el silencio que acompaña a la soledad, es necesario siempre y cuando no sea impuesto, hay otros silencios como el de no obtener respuestas que son silencios dolorosos y supongo que habrá tantos silencios como individuos, todos necesitamos nuestra parcela de silencio en la que crecer y encontrarnos a nosotros mismos, para responder como tú dices a las preguntas del alma.
Tú has encontrado el silencio necesario al final de la escalera, y eso es bueno, habrá que guardar la vez en esa cola. Me ha gustado tu visión. Un beso.

Carmen Andújar dijo...

Son tan importantes los silencios, que cuando no se tienen, se echan mucho de menos. En lo alto de esa escalera, encuentra la paz buscada y también las respuestas a las preguntas que siempre se hizo.
Un abrazo

Sindel dijo...

El silencio es necesario muchas veces para poder reflexionar, para sumirnos en nuestros pensamientos y dejarlos fluir sin interrupciones. A veces nos da respuestas que las palabras no consiguen dar. Nuestros silencios internos son buenos. Los demás a veces no lo son.
Un beso.

alfredo dijo...

Buen prólogo, ese el del silencio para encontrar la identidad buscada.

Queda claro que es silencio y no soledad lo que se busca y se encuentra, y no importa el lugar. Se sale reencontrada, dispuesta a renovar nostalgias.

Besos

Pepe dijo...

Silencio y soledad, dos buenos aliados cuando buscamos la paz y la serenidad del alma, pero sólo cuando son buscados. El silencio y la soledad no buscada pueden llegar a ser altamente angustiosos.
Un abrazo.

Encarni dijo...

Mira, acabo de ver que tenemos en común a Venus, tu tienes el alma y yo llevo la brisa, que curioso. Una buena propuesta la tuya, tenemos miedo del silencio, cuando quizá dentro del silencio buyan otras cosas también importantes.
Encantada de conocerte.

Bss.

gustavo dijo...

buenas tardes, lucía, he comido y heme tomado mi cafelito...
las primeras frases que has escrito, me han llegado a mi ser, a ese medio oculto que uno tiene...sabes que me encanta salir de mis silencios e irme la bar, por ejemplo , y departir hasta de las cosas que menos me importan tan sólo para saberme en sociedad a veces?
bien, por otra parte deices...espera que copio... EL SILENCIO ES EL HUÉSPED INCÓMODO DE NUESTRAS CABEZAS... y sí, llevas razón..pero llevas razón si somos unos huidors de nosotros mismos o si somos tan bobos que no nos atrevemos a enfrentarnos ni con nosotros mismos...
has escrito una historia que dice esto DESDE EL SILENCIO NOS PODEMOS ALLEGAR A NOSOTROS MISMOS..
medio beso.

Manuel dijo...

Bien expones, el silencio a veces es mas ruidoso de lo que parece porque nos hace oir en nuestro interior. Tu pones esa posibilidad al final de la escalera, bajando con la traquilidad de esa oportunidad de conocerse.
Muy buena vision del porque y para que se hizo la cola frente a la escalera.
Un beso

San dijo...

Si subir esos peldaños sirven para encontrarnos con nosotros mismos sin duda hay que andarlos, en esa subida solos y en silencio escuchando solo nuestra voz, nuestro pensamientos. Al final ese encuentro.
Muy buena visión.

Gastón Avale dijo...

Lucía... que lindas palabras...es la primera vez que vengo por acá... no sabía de la existencia del blog, pero ya estas agregada a mi lista... así que seguramente vuelva por estos pagos a leer atentamente tus relatos... o los jueves, o cuando pueda... en este caso domingo... el silencio es el huesped casi maldito que tenemos nosotros... los escritores... nos deja eso de la pregunta pendiente a cada rato, en cada renglón de conciencia... y nos lleva... en lo que a mí respecta y en lo que siempre quise creer.... a crecer, a volar... un beso!

Matices dijo...

Los silencios buscados, en los que se busca el espacio para vivirlos, aún en soledad pueden ser gratificantes. Supongo que es una manera de buscar esa paz que a veces concilia el alma.

Besos

Gracias por pariticipar!!

Natàlia Tàrraco dijo...

Lucia, perdona mi silencio, culpa de un tropezón llamado gripe.

No creo que exista el silencio total, lo invaden mil imagenes, ideas, sonidos, el tic tac del corazón, las dudas...En el silencio nos encontramos con nosotras mismas.
En esa imagen se presientes muchos silencios, la misma luz que corona la escalera puede ser un estallido de silencio.
Me hiciste meditar, ahora en medio del silencio. Hasta pronto, besitos.

Ceci dijo...

Es cierto que el silencio nos lleva a lugares donde el pensamiento suena aterrador (me ha parecido genial esta frase, y otras)y nos obliga a escudriñar en los pliegues de nustras conciencia y eso no gusta, pero es un riego que hay que tomar si uno quiere responderse a si mismo con honestidad, y luego a los demás, coincido.
Me gusta mucho Lucia esta visión de alguien que ya en la cola sabe lo que quiere y lo que busca, encontrar ese lugar para el silencio tan en baja en este mundo actual, y me gusta por cierto que el descubrimiento no la haya desilusionado, mas bien todo lo contrario, es optimista y esperanzador.
te dejo un fuerte abrazo

El Alma de Venus dijo...

Hola Medea, es cierto que hay silencios que duelen, y mucho, pero esos silencios suelen sernos impuestos por otr@s, y algunas veces, tardamos demasiado en darnos cuenta de que solo nos queda esperar, y aceptar que hay preguntas que quedarán siempre sin respuestas,por que esas respuestas no son nuestras....Besos brujos...Lucia.

El Alma de Venus dijo...

Hola Carmen, a lo largo de la vida, vamos acumulando dudas, y preguntas, solo cuando somos suficientemente madur@s, para escuchar esas respuestas, las encontramos, bajar esa escalera contenta para mi significa entender el recorrido de mi vida, y sentirme bien con las decisiones tomadas...Abrazos cariñosos...Lucia.





Hola Sindel, es cierto depende del tipo de silencio, nos ayuda, o nos llena de dolor, y nostalgia, pero si nos hacemos amig@s, de los buenos silencios,conseguimos un efecto tranquilizador, que nos lleva a conocernos y respetarnos....Besos cariñosos Lucia.

El Alma de Venus dijo...

Hola Alfredo, es cierto, no es la soledad, es evadirse de esta sociedad tan llena de ruido,que en algunas ocasiones, no nos deja ni pensar, nos arrastra y nos vuelve superficiales, y egoistas.Por eso un tiempo de silencio, para reencontrarnos es necesario para el alma....Besos silenciosos...Lucia.




Hola Pepe, cuando necesitamos la compañia de otr@s, el peor castigo que nos pueden infringir es el silencio, es aterrador, y desenperanzador, duele en cada poro de la piel ¿ Verdad amigo ?...Besos compañeros...Lucia.




Hola Encarni, la brisa de Venus que traes hasta su alma, pone contento a nuestro comun planeta, sabe que entre buen@s amig@s sus sueños estan a salvo ¿ verdad ? Me encanta compartir su espacio contigo, espero que sea por mucho tiempo....Besos a tu brisa Venusiana, y a ti guapa...Lucia.

El alma de Venus dijo...

Hola Gustavo,ese camino buscando compañia, es bueno hacerlo a menudo para divertirnos, pero tambien es divertido saber estar solos en nuestra compañia, ¿Verdad amigo ? besos que te acompañen...Lucia.



Hola Manuél,el ruido del silencio en nuestro interior, puede resultar insoportable, si lo que escuchamos no es lo que queremos,besos amistosos..Dale alguno a tu amigo de la foto....Lucia.


PERDONAR QUE CONTESTE EN ANÓNIMO, NO SE QUE LE PASA A MI ORDEN...QUE NO QUIERE COPIAR.

El alma de Venus dijo...

Hola San, deseo que tus escaleras esten llenas de sonrisas siempre,besos cariñosos que te acompañen...Lucia.



Hola Gastón,mi blog esta empezando a caminar, en mi rincón, siempre tengo una sonrisa y muchos sueños para compartir con l@s amig@s.
Besos que te ayuden a sujetar tus alas cuando vueles...Lucia.


Hola Matices,¿ has visto cuanto ha dado de bueno esa imagen entre tod@s ? Gracias a vosotr@s, por acogerme en vuestros bonitos jueves...Besos llenos de alegria...Lucia.

Anónimo dijo...

Hola Natália,espero que tu gripe solo sea ya, un pequeño recuerdo en tu memoria,es cierto lo que dices,tenemos sonidos dentro de nuestro organismo,que siempre nos acompañan,aunque creo que esos sonidos, no nos impiden oir lo que nuestra alma nos quiere contar en cada momento....Besos terapéuticos...Lucia.



Hola Ceci, a estas alturas de mi vida, he subido muchos escalones,unos con más acierto que otros, pero todos con ganas de reinventarme, y reconocerme,me gusta pensar que cuando llegue arriba, mi alma reira contenta,lo mismo te deseo a ti amiga, besos agradecidos de tu cariño....Lucia

Juan Carlos dijo...

Ya tengo este jueves y aún no termino de leer el anterior. No me identifico con la primera parte de reflexión, pero si veo el reflejo de personas que conozco y quiero. Ese silencio que adormece y aisla y que se disfruta rompiendo. Yo creo que de mis soledades infantiles viene mi amor a la radio y a la música.
Besos Lucía.

El alma de Venus dijo...

Hola Juan Carlos,yo si me identifico con esos años de la niñez de los que tú hablas,la radio fué,y sigue siendo para mi, una amiga inseparable, sobre todo en las noches.
Recuerdo todavia el primer programa que escuche durante años, y que marco especialmente mi gusto por la poesia " camino de las estrellas " Creo recordar que era su nombre, donde poetas anonimos daban voz a sus letras....Que recuerdos llenos de bonita nostalgia...Besos amigo, y gracias por refrescar mi memoria....Lucia.