Seguidores

domingo, 29 de abril de 2012

YO ENCIENDO MÍS SUEÑOS

Cuando en la noche se apagan las luces...
yo enciendo mis sueños,
y en mi calle sin salida,
hay un portal que frecuento
subo al ascensor, llena de deseos,
que me llevan al piso... Donde habita tu cuerpo.
Tu cuerpo lleva mi nombre tallado,
con el fuego de mis besos.
En tu piel escribo poemas...
Entre caricias y deseos.
Tus brazos son los caminos...¡Qué me llevan a tu boca!
En la que me recreo, gozándola toda.
En los espejos de tus ojos,
me miro coqueta...Me insinúo mimosa,
hasta que tú me dejas...Desnudarte despacio...
Poquito a poco, para dejar mis huellas en tus antojos,
tus manos dibujan en mi cuerpo ¡ Mil mariposas!
que vuelan por el aire de nuestras sombras,
y se unirán a tu cuerpo...Con mis latidos.
En tu cuerpo, amor mio, y en tus caderas
me pierdo buscando tu húmeda lengua.
Que me eleva hasta el cielo de tus locuras,
y nos une en mil juegos de travesuras.
Cuando amanece...Nos encuentra el Alba
regalándonos besos entre las sábanas.
Tus señales son claras a mis sentidos,
No tienes ganas de quedarte dormido..
Y conversando...
El día empieza a dar sus pasos,
y amaneciendo...Tu cuerpo y el mio
se van buscando.
Con tanta ternura, jugando entre risas,
y suspirando...Nos volvemos niños,
tu y yo mientras nos amamos.




                            El Alma de Venus.            

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Afortunado es el hombre que vive en el portal que frecuentas pues tener una mujer que siente asi feliz se tiene que sentir de tener una mujer con tanto amor por el.

censurasigloXXI dijo...

Apaga la luz y sueña. Hay que ser afortunados hasta mientras dormimos, compañera!

Un beso.

gustavo dijo...

tan cerrado anda ya uno a amor que cuando lee estas preciosas palabras...ay,emocionantes son y bellas...
medio beso.

José Vte. dijo...

Emoción y pasión es lo que trasmite este intenso poema. Muy sensual y hermoso.

Un abrazo

Teresa Oteo Iglesias dijo...

Efectivamente, el medievo no está, pero he aprovechado para disfrutar con este precioso poema.
Un beso